BODA EN EL PAZO DA GOLPELLEIRA

Ser fotógrafos de bodas nos regala recuerdos muy bonitos de nuestro pasado. La fotografía en si consiste en volver al pasado desde el momento en que se captura. Volver a sentir las emociones que sentimos aquel día es el fin último de las fotos. Guardar recuerdos. Recuerdos de un día como el que hoy os relato, recuerdos de esta boda en el Pazo da Golpelleira.

Esta boda ha sido muy especial para mi.

Hace ya bastantes años, el y yo íbamos al mismo colegio, esperábamos al autobús en la misma parada y también jugábamos juntos como niños que éramos, ahí se quedo mi recuerdo de Iván. Lo recordaba como un niño

Fué en su casa donde me di cuenta que ya no éramos niños, que estaba fotografiando a un hombre poniéndose su traje de novio ante la mirada orgullosa de sus padres.

Mas tarde la fotografié a ella en el Pazo da Golpelleira. La mujer que le había robado el corazón, nerviosa y emocionada junto a sus amigas, ansiosa por verle.

UNA BODA MOTERA EN EL PAZO DA GOLPELLEIRA

Todos los invitados esperaban espectantes la llegada de los novios. Iván, motero de los piés a la cabeza decidió ir en moto con sus amigos hasta el Pazo. 

Y no fué para menos, cuando ella llegó a la ceremonia y se paró en frente a el, aquella mirada me lo dijo todo.

La ceremonia transcurrió en los jardines del Pazo da Golpelleira, las palabras de los familiares y amigos cercanos nos emocionaron a todos.

Luego nos fuimos a disfrutar de los aperitivos al aire libre, nos acompaño un día soleado y pudimos disfrutar de los jardines del Pazo da Golpelleira.

Después del banquete en la carpa, los novios decidieron abrir el baile.  La entrada al mismo la realizaron en moto.  Tremenda sorpresa se llevó Iván cuando vió entrar a Conchi subida en la moto de uno de sus amigos, había estado aprendiendo a conducir unos días antes sin que Iván se enterara. 

El baile nupcial no fué simplemente un clásico vals, fué una coreografía de varios minutos que entremezclaba varios estilos de baile, nos sorprendieron a todos con su tremendo salero!

Luego  nos fuimos otra vez al salón del Pazo da Golpelleira a disfrutar de la fiesta y las copas, pero las sorpresas no terminaron ahí. Conchi había preparado otro baile sorpresa con sus amigas, las fotografías de este momento hablan por si solas.

Queremos daros las gracias Conchi e Iván por confiar en nosotros para crear este reportaje de boda que esperamos que sea el recuerdo que os hará revivir dentro de muchos años las emociones tan intensas de ese maravilloso día. Vuestra boda.