BODA CIVIL | SARA & NICO 

Boda civil en el Pazo A toxeiriña.

Decidimos quedar en la zona de O Grove algunas semanas antes para realizar una  toma de contacto. Hicimos una mini-sesión de pareja en la cual aprovechamos para conocernos un poco antes de su gran día.

Somos fotógrafos de bodas y creemos que siempre debería de haber un contacto previo con la cámara antes del día de la boda. Además de realizar algunas fotografías que pueden ser la apertura perfecta para un álbum, notamos que los novios que realizan una sesión de pareja se enfrentan al día de su boda mucho mas tranquilos. En parte gracias a algunos consejos que siempre nos gusta comentar con ellos.

La boda civil de Sara y Nico se celebró en el Pazo A Toxeiriña, lugar que conocemos bien, pues raro es el año que no tenemos al menos 3 o 4 bodas allí.

Llegamos al pazo antes que los novios para poder retratar cada detalle de este bonito lugar.

La llegada de Sara marca nuestro punto de partida en este evento. Llega con su tierna sonrisa y rodeada de sus amigas y su hermana. Chicas de armas tomar dispuesta a disfrutar del evento del año esperado por todas.

Empieza el trasiego de los preparativos, el maquillaje, el peinado… Retoques de las damas de honor para estar a la altura del momento. Sin un minuto que perder en capturar cada detalle, esperamos la llegada de Nico que de un momento a otro hará acto de presencia.

Poder disfrutar de los jardines y el aire libre para maquillarse es un lujo pero las tradiciones mandan y el novio no debe ver a la novia en su gran dia. Subimos con Sara para su habitación y dejamos que tomen aliento ella y sus damas de honor para dedicarle a Nico su momento.

Un Traje de novio listo en la habitación para comenzar un ritual que en tantas bodas nos aferramos en captura y cada vez nos sorprende con algún detalle. Iluminaciones escasas o espacios limitados hacen que saquemos lo mejor que llevamos dentro para realizar un reportaje de boda a la altura.

Las personas que acompañan a nuestros novios nos ayudan siempre a poder componer fotos diferentes e importantes para ellos, en este caso Nico ayudado por un amigo.

Una vez preparado el novio y encargado de recibir a los invitados, volvemos con Sara para fotografiar la puesta del vestido. Esta vez con su madre, dando sus últimos retoques y con tensión ya por ese momento esperado por madre e hija.

Alguna que otra emoción en forma de lagrimas brota de sus ojos y acompañada de una sonrisa nerviosa da paso a la salida de la novia.

La ceremonia donde se acogerá la boda civil se encuentra ya preparada. Tonos neutros, rodeado de jardines perfectamente retocados para la ocasión.

Esperan los invitados y nuestro novio con la mirada perdida en las escaleras del pazo donde vera bajar a su futura mujer. Ya con la llegada de la novia y todas las miradas puestas en el vestido se oye el murmullo de los invitados.

Da comienzo una la boda civil. Breve pero intensa, en la que diversos amigos nos emocionan con palabras sinceras y llenas de sentimientos y gracia.

Debajo de este Arbol testigo de tantas y tantas bodas civiles, dan testimonio nuestros novios de su amor.

La tradicional salida con los invitados tirando arroz da paso a los aperitivos que se celebran en los soportales del pazo.

Cocina en directo y aperitivos perfectamente ejecutados. Unos invitados exaltados por la importancia del momento. Pocas veces puedes ver invitadas que manteen a un novio por iniciativa propia. Esto ya habla mucho de la personalidad y espontaneidad de los invitados de esta maravillosa boda.

Luego de las fotos familiares y la caída la noche, nos movemos al lugar donde se celebrará el banquete de esta boda civil.

Todas las luces encendidas decoran una carpa de cristal que siempre sorprende a los invitados.

Llegada de los novios al salón y empieza el banquete, acompañado de numerosos momentos graciosos y emotivos en los que los invitados son testigos y protagonistas a la vez.

Cortada la tarta, entregados los detalles y regalos a los invitados, se abre el baile presidido por nuestros novios. Un pequeño baile ensayado para dar paso a la barra libre y el desenfreno de los invitados avivados por los temas elegidos por los novios y Carlos que además de ser el DJ de la boda, es nuestro amigo y cómplice de organizar momentos geniales que siempre nos dan grandes fotografías.

 Con el trabajo cumplido tras documentar la fiesta, nos retiramos para dar paso a la larga noche que espera a nuestros novios. Felizmente casados ya.

A continuación un resumen con algunas de las fotografías de esta boda civil, esperamos que os gusten!